FIB 2016
La trastienda: Editoriales infantiles (2)

La trastienda: Editoriales infantiles (2)

Publicado el 25.09.13
por David G. Natal
@DavidGNatal

Lee la primera parte

¿Cómo captar el talento?

Más allá de las reediciones de clásicos infantiles, si por algo se caracterizan estas editoriales es por la búsqueda activa de talento nacional e internacional. ¿Es España una buena fuente creativa en el terreno de la escritura y la ilustración para niños? La mayoría evitan hacer comparaciones entre el nivel desarrollado por los autores en nuestro país y el que se importa desde el extranjero, aunque desde El Jinete azul apuntan que España destaca “mucho más en la ilustración  que en la escritura, habiendo unos pocos excelentes escritores”. “La ilustración goza de muy buena salud en España”, continúan, “eso sí, ignorada por el Ministerio de Cultura-con este ministro no es de extrañar- y por las consejerías autonómicas”. En la misma línea, en Mamut creen que “aquí se está trabajando a un gran nivel, tanto que ha superado a los mecanismos de la industria nacional”. En Kalandraka señalan que “los veteranos que han alcanzado el reconocimiento del público y de la crítica han puesto el listón muy alto, y quienes aspiran a hacerse un hueco en este sector hacen propuestas audaces, originales y atractivas”. En Media Vaca destacan que “a veces es más sencillo trabajar con autores de otro continente, en otra lengua, que con vecinos de tu mismo pueblo. Eso sí, imprimimos en imprentas nacionales porque la calidad es excelente, porque deseamos apoyar esa industria y porque siempre supervisamos personalmente los trabajos”. 

Lo que se preguntarán a estas alturas de la conversación todos aquellos jóvenes escritores e ilustradores que lleven tiempo intentando publicar sus trabajos es hasta qué punto son accesibles estas editoriales. Casi todas ellas se muestran receptivas a recibir proyectos de autores desconocidos. “Leemos y vemos todo lo que nos llega, no nos importa la trayectoria del artista,  y, por supuesto, pedimos proyectos a aquellos creadores en los que creemos”, comentan desde El Jinete Azul. En el caso de Kalandraka, además de la recepción de portfolios y proyectos completos, apuestan por participar en el Premio Internacional Compostela de Álbum ilustrado que organizan en colaboración con el departamento de educación del Ayuntamiento de Santiago de Compostela, cuya última ganadora ha sido Mariana Ruiz-Johnson con la obra ‘Mamá’, que se publicará entre octubre y noviembre. Desde Media Vaca reconocen que “no tienen capacidad para responder a todo el mundo como se merece” y que generalmente trabajan con proyectos propios, “a partir de ideas que nosotros proponemos a autores concretos que nos interesan y a los que seguimos”.  

 

 

Recomendaciones y recuperaciones

“En un momento complicado para la supervivencia del sector librero, conviene seguir apoyando a las librerías independientes y a las especializadas en literatura infantil y juvenil. Desempeñan un papel vital en el tejido cultural y social y conforman un patrimonio que no debe desaparecer”, afirman desde Kalandraka. Los responsables de Mamut son los más específicos a la hora de ejemplificar este apoyo seleccionando sus puntos de venta de referencia. “En Barcelona, una de las mejores librerías infantiles es Abracadabra Llibres, aunque hay otras también muy interesantes como Al.Lots y Casa Anita(…)”. También destacan Bilioteka en Madrid, El Bosque de la Maga Colibrí en Gijón o la librería especializada en cómic, pero con atención al libro infantil y juvenil, Komic, en Santiago de Compostela.

Cada una de estas editoriales tiene algún libro que les ha proporcionado  la alegría de ver cómo sus ediciones se agotaban una vez tras otra, aunque los motivos de conexión con su público no siempre estén claros. En el caso de Kalandraka se trata de ‘¿A qué sabe la luna?’ de Michael Grejniec, editado originalmente en 1999 y que cuenta ya con una decimoséptima reimpresión. “Tiene una magia especial, está protagonizado por animales que los lectores reconocen muy bien, habla sobre la cooperación, tiene una estructura repetitiva, juega con el carácter pícaro y misterioso de la luna, estimula la imaginación de los lectores”. Desde El Jinete Azul desconocen las razones de su éxito frente a otros títulos, pero ‘Versos que el viento arrastra’, escritor por Karmelo Iribarren e ilustrado por Cristina Müller, hace las veces de libro estrella de la editorial. En Mamut y Media Vaca prefieren no concretar obras y destacan más la unidad de sus colecciones y del proyecto global, aunque estos últimos si señalan que un proyecto que no tenían claro cómo iba a funcionar y ha tenido éxito es ‘Libres e iguales’, una edición ilustrada de la Declaración de los Derechos Humanos.

 

Todos se muestran más entusiasmados a la hora de hablar de alguna de las joyas ocultas de su catálogo, obras que sin haber merecido tanta atención de público y crítica representan alguno de los grandes logros de su labor editorial. En Kalandraka se quedan con ‘Kipling ilustrado’, que ganó el Primer Premio Nacional de Edición 2011, y en la que figuras del panorama artístico contemporáneo como Isidro Ferrer, Pablo Auladell o Pep Montserrat ilustran varios relatos del escritor británico de origen indio. Desde Media Vaca eligen con ‘Panamá o las aventuras de mis siete tíos’, poema de Blaise Cendrars con dibujos de Fabio Zimbres y con los ‘Cuentos de la Estrella Legumbre’, del ilustrador Javier Olivares. Para El Jinete Azul la obra que les gustaría destacar es ‘Birgit’ de Gudrun Mebs, ilustrada por Beatriz Martín Vidal, mientras que desde Mamut se quedan con los dos títulos editados hasta el momento en su colección Golden Age, ‘El mundo es redondo’ y ‘La gorda de las galaxias’.

Entre sus próximas novedades, El Jinete Azul recomienda ‘El libro de las preguntas’, “un volumen de imágenes en el que la propia ilustradora, Beatriz Martín Vidal, cuestiona al usuario por qué fueron así o por qué se comportaron de determinada manera algunos de los personajes de los cuentos maravillosos”. En Kalandraka destacan ‘La historia de los bonobos con gafas’ de Adela Turín y Nella Bosnia. “Pertenece a la antigua colección ‘A favor de las niñas’ publicada por Esther Tusquets hace más de tres décadas. Es el tercer título que publicamos de esta serie, después de ‘Arturo y Clementina’ y ‘Rosa Caramelo’. Se trata de libros tan vigentes y necesarios ahora como hace treinta años”.  Para los responsables de El Jinete  Azul lo próximo será celebrar sus 50 libros publicados con  ‘A través del espejo y lo que Alicia encontró allí’, el clásico de Lewis Carroll “en una nueva traducción, realmente divertida, de Andrés Ehrenhaus, con los dibujos que Franciszka Themerson hizo en 1945, para mantener la cordura mientras los nazis lanzaban bombas sobre Londres”. 


COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017