FIB 2016
Neil Gaiman

Cómo ser Neil Gaiman

Publicado el 14.10.13
por David G. Natal
@DavidGNatal

Pocos autores contemporáneos han demostrado la capacidad que tiene Neil Gaiman para construir historias masivas sobre un entramado referencial complejo y casi culturalista. Hasta a su icónico amigo Alan Moore, otro erudito trabajando en géneros populares, se le ha ido muy a menudo  la mano. Sin embargo, Gaiman sigue manteniendo intacta su capacidad multi formato para engancharnos a ficciones que nacen de lo cotidiano y terminan creciendo hacia lo mítico. El último ejemplo es ‘El océano al final del camino’, que publica Roca Editorial  en España y de la que hace unos días adelantábamos en exclusiva sus primeras páginas . Aprovechamos el lanzamiento de este nuevo trabajo para indagar en las claves de un personaje ineludible de la cultura contemporánea.

 

ENCUENTRA LA FELICIDAD EN EL TRABAJO

Si te pones a recapitular, y aunque tú mismo reconozcas que “ha sido un año loco …. Que nunca tuviste un año así”, te darás cuenta de todos los proyectos que acumulas solo en 2013. Junto a los planes de adaptación de tu novela ‘American Gods’ a la pequeña pantalla para la HBO, en febrero lanzaste tu libro de dibujos para niños pequeños ‘Chu´s Day’. En marzo enlazaste con la adaptación radiofónica de tu serie-novela ‘Neverwhere’, con un reparto que incluye a Benedict Cumberbatch o James McAvoy. Más tarde un nuevo episodio para ‘Doctor Who’, titulado ‘Nightmare in Silver’, y la publicación de un discurso titulado ‘Make Good Art’ que diste en la University of the Arts de Filadelfia. Ya en septiembre, un libro para niños realizado con el artista Chris Riddell, ‘Fortunately, The Milk’, la publicación de una edición décimo aniversario de ‘Coraline’ y el desarrollo de una nueva historia para celebrar el 25 cumpleaños de tu clásico Sandman,  con J. H. Williams III al dibujo. En mitad de todo esto, el lanzamiento de ‘El océano al final del camino’, tu primera novela para ‘adultos’ desde 2005, cuando llegó a las librerías ‘Anansi Boys’.

 


INTUYE MUNDOS QUE PALPITAN BAJO LAS ACERAS

En tus trabajos, a veces de manera literal, otros mundos bullen bajo nuestros pies. Es el caso de ‘Neverwhere’, que comenzó como serie de televisión para terminar siendo reconocida sobre todo en su versión novelada. Su protagonista se encuentra un día con una chica herida una noche y esto terminará desencadenando un viaje a ‘London Below’, un mundo alternativo al del Londres conocido. En otras ocasiones, como ocurre en ‘El océano al final del camino’, pero también en tu opus magnum‘American Gods’, la realidad posee grietas por las que se cuela lo fantástico, ya sea como redención o como desgracia. Lo familiar no siempre es, en este sentido, un refugio en el que volver a lo real. Tanto en ‘Coraline’, magníficamente adaptada por Henry Selick al cine, donde una niña descubre que sus padres han sido sustituidos por una versión maligna de los mismos, como en tu última novela, a veces los padres derivan en verdaderos recipientes de una maldad externa.




VUELVE SIEMPRE A LA INFANCIA

Las fronteras entre literatura para adultos y literatura para niños son, en realidad, un estereotipo editorial que ayuda a los libreros a colocar obras en un estante o en otro, pero que nada tiene que ver con tus intenciones creativas. Algunas de tus obras supuestamente para niños, como ‘Coraline’ o la premiada ‘El libro del cementerio’, en el fondo se asemejan mucho a otras consideradas para adultos, como es el caso de ‘El océano al final del camino’. Todas ellas comparten una visión lúcida y a la vez retorcida de los miedos de la infancia, un retrato de las complejidades que se esconden tras la construcción de la personalidad, en la que la protección no siempre vendrá de donde se espera.  




CÁSATE CON AMANDA PALMER … Y REGÁLALE UNA PERFORMANCE

Cambiarás a una primera mujer casi anónima por una célebre artista musical como Amanda Palmer. Os pondréis de acuerdo en casi todo, aunque tendréis vuestras disputas sobre el tema del crowdfunding (al que tu mujer es adicta) y Kickstarter. Por el camino ella te dedicará una performance pública simulando vuestra boda y tú le responderáscon otra en la que tras un concierto un montón de fans se acercan a besarla. Terminarás convirtiendo tu matrimonio casi en una marca comercial, que vende discos, camisetas y hasta juegos de té.




CULTIVA TU PERSONALIDAD ONLINE

Entenderás que la red es el lugar perfecto para completar la experiencia de tus fans, sobre todo teniendo en cuenta que tu capacidad para crear nuevo material y referencias a veces sobrepasa los formatos más tradicionales del mundo editorial. En la sección Cool Staff de tu web oficial reunirás vídeos, historias cortas, audios y extras de libros, como la documentación online utilizada para escribir ‘American Gods’. Para completar tu relación con los lectores, un tumblr, una cuenta de twittercon casi dos millones de seguidores y una de facebook con más de 600.000.



TRABAJA EN TODOS LOS FORMATOS CREATIVOS

De pequeño entre tus libros favoritos se encontraban ‘Las crónicas de Narnia’ de C. S. Lewis, ‘El señor de los anillos’ de Tolkien’ o ‘Alicia en el país de las maravillas’ de Lewis Carroll. Los trabajos periodísticos pronto dejaron paso a tu ambición literaria, aunque uno de tus primeros trabajos importantes fue escribir una biografía del grupo Durán, Durán, algo de lo que no te sentirás especialmente orgulloso. A partir de ahí, y previo paso por la admiración hacia el trabajo de Alan Moore, el cómic empezará a abrirse paso en tus proyectos creativos. La saga de ‘Sandman’ seguirá a día de hoy siendo tu obra gráfica más icónica, seguida por otros trabajos como ‘The Books of Magic’. Tu gran novela será ‘American Gods’, el retrato de unos Estados Unidos plagados de dioses inmigrantes abandonados por sus creyentes. Ese universo se resistirá a abandonarte y volverá a hacer su aparición en ‘Los hijos de Anansi’. Resistiéndote al encasillamiento, tus fantasías se dispararán hacia la televisión y la radio (‘Neverwhere’ o episodios para ‘Babylon 5’ o ‘Doctor Who’) o el cine (‘Mirrormask’ o ‘Beowulf’, cuyo guión escribirás junto a Roger Avary). Tampoco la escena se librará de tus energías, convertido en tándem creativo con Amanda Pamer recorrerás escenarios con un espectáculo en el que hasta te atreverás a cantar algunos de tus textos.

 

AGÁRRATE A LO MÍTICO

El mito será casi siempre en tu obra algo a lo que agarrarnos para seguir viviendo. La base residual sobre la que se construye la identidad, un eco del pasado del que no podemos terminar de desligarnos. Entre lo sagrado y lo onírico (esa divinidad del sueño que tantas alegrías te ha dado) los dioses y las fantasías se enlazarán en la vida de tus protagonistas para contarles, por la vía del dolor o la revelación, algo más sobre quiénes son en realidad. El caso más extremo será el de ‘American Gods’, con Sombra, un ex presidiario que entra en relaciones con el mismísimo Odín, quien lo contrata como ayudante y le descubre de paso que los dioses de todos los inmigrantes que han construido américa se vinieron también con ellos y ahora libran una batalla por su supervivencia contra los dioses de la modernidad. La realidad oculta en sus pliegues miedos y fantasías que a veces nos traemos pegados y que transformarán irremediablemente nuestra realidad (‘El libro del cementerio’ o ‘El océano al final del camino’). En lo mítico viven monstruos … y dan miedo, pero no estamos dispuestos a renunciar a la historia que tienen que contarnos sobre nosotros mismos.

Otros tags:
Amanda Palmer, Alan Moore

Otros contenidos relacionados:

Te paso un link
15.12.11
COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017