Robar en American Apparel

Robar en American Apparel

Traducción: Julio Fuertes Tarín. Alphay Decay, 104 páginas
6.0
Publicado el 23.05.12

Con sólo tres novelas (‘Robar en American Apparel’ es la tercera) y un libro de relatos, Tao Lin se ha convertido en una de las voces más controvertidas y prometedoras de Estados Unidos. Le comparan con Bret Easton Ellis y Douglas Coupland, hay quien ve en él el retratista de la generación nacida en los 80. ‘Robar en American Apparel’, sin duda, aspira a convertirse en novela generacional desde el mismo comienzo, con ese diálogo que mantienen dos de los protagonistas por GTalk y en el que se definen como una “generación jodida”, sin más metas ni aspiraciones que las de escribir y adquirir la notoriedad suficiente como para vivir de ello y poder dejar sus trabajos basura.

Sam, el protagonista, trabaja en un restaurante vegetariano y acaba de romper con su novia. A través de las páginas de ‘Robar en American Apparel’ asistimos a la deriva existencial en la que se sumerge. Como el protagonista de ‘El extranjero’ de Camus, Sam se deja llevar por los acontecimientos, sin rebelarse o intentar luchar contra las circunstancias. Asume su arresto cuando le pillan robando, vive su noche en la cárcel como un espectador ajeno a todo y cumple su condena sin mayores aspavientos. Lo mismo le sucede con las mujeres: incapaz de mostrar sus sentimientos, salta de una relación a otra.

Nihilista, cruda y parca, esta ‘novella’ autobiográfica guarda paralelismos con el mumblecore cinematográfico, en el que con diálogos y situaciones apenas esbozadas se intentan elaborar respuestas a las eternas preguntas existenciales. El problema de ‘Robar en American Apparel’ es, a la vez, lo que la hace interesante: su minimalismo. Resulta interesante y el juego funciona, pero a la vez es tan fría y esquemática que no produce demasiada empatía ni deja un poso duradero. Funciona como un divertimento literario, sin duda, pero la huella que deja es bastante endeble.

Otros tags:
Tao Lin

Otros contenidos relacionados:

Tu opinión, aquí

Sólo tienes que loguearte con una de las siguientes plataformas:

Dacebook
Twitter
Google
Yahoo
Tu nota: ( opcional )  
   
 
Numerocero ©. 2011-2014