Fiberfib.com
DJ Shadow

DJ Shadow

A&M / Universal, 2011
4.5
Publicado el 12.10.11

La losa más pesada

La historia es tan antigua como inevitable: artista que sorprende al mundo se ve irremediablemente aplastado por el éxito de su debut, cuya sombra oscurece todo su trabajo posterior. Es un cliché, un estereotipo, pero lo vemos tan a menudo que (aunque cansados y fastidiados) no podemos pasarlo por alto. Si además hablamos de una disco como “Endtroducing…” (1996), las posibilidades de alcanzar de nuevo cotas semejantes tienden a cero. El primer trabajo de DJ Shadow no sólo sorprendió y sirvió de inspiración para varias generaciones de productores (de hip hop, de electrónica o de rock), sino que, si se escucha ahora, 15 años después de su publicación, conserva toda su magia: cumbre junto a “Since I Left You” (The Avalanches) de una forma de creación basada en el uso de samplers, sigue sonando majestuoso, misterioso e innovador.

El pasado está ahí detrás y ni el timeline de Facebook lo puede cambiar, pero incluso los más críticos con Josh Davis tienen que reconocer que, como dice uno de los títulos de este “The Less You Know the Better”, lo ha estado intentando. “The Private Press” (2003), a pesar de ser continuista, es un disco repleto de buenas canciones que nunca recibió el reconocimiento que merecía. Las cosas cambiaron en “The Outsider” (2006), un arriesgado acercamiento al Hyphy, ese hip hop anfetamínico de su Bay Area natal, y a partir de ahí la crítica y parte del público le dio la espalda. Para su cuarto álbum, Davis vuelve a su sonido clásico, el que le hizo grande en su debut, pero aquí no hay sino destellos muy tenues del brillo que ya parece que nunca volverá.

Resulta inevitable comparar algunas de estas canciones con otras de su catálogo -repite sonidos, atmósferas e incluso estructuras- y sus nuevas composiciones salen muy mal paradas de ese trance. Sólo hay que escuchar “Enemy Lines” o “Give Me Back the Nights” para reconocer que estamos ante una versión fláccida y sin energía del Shadow clásico. Pero cuando intenta incorporar ideas nuevas tampoco consigue remontar el vuelo: los riffs de guitarra en “Border Crossing” y “I Gotta Rock” suenan rutinarios y sin imaginación, y los momentos intimistas (“Sad and Lonely”, “Redeemed”) aburen más que emocionan. “Warning Call”, con la colaboración de Tom Vek, podría haber sido una buena aproximación al pop, pero se pierde con un estribillo del montón. Incluso en “The Outsider” había alguna joya como “This Time (I’m Gonna try it my Way”); aquí, lo más cercano es “Scale it Back”, con Yukimi Nagano de Little Dragon a las voces, y la aparición de Talib Kweli y Posdonous (De La Soul) en “Stay the Course”. La sensación final es descorazonadora, y, como suelen decir algunos padres, me duele más a mi (o, para el caso, a sus fans) que a ti, Josh Davis. 





Otros tags:
Hip hop, Tom Wek, Little Dragon, Talib kweli, De La Soul

Tu opinión, aquí

Sólo tienes que loguearte con una de las siguientes plataformas:

Dacebook
Twitter
Google
Yahoo
Tu nota: ( opcional )  
   
 
Numerocero ©. 2011-2014
Fiberfib.com