FIB 2016
Furillo

Test de Rorschach: Furillo

Publicado el 25.03.15
por Numerocero





Esta señora creo recordar que protagonizaba un video donde daba rienda suelta a su indignación por la deriva que estaba tomando España tras la muerte de Franco. Hacia finales de los setenta. Despotricando contra los políticos trincadores  y corruptos a los que contraponía a Franco, dechado de virtudes.  Una abuela con las cosas claritas. Una groupie del Caudillo que te podrías encontrar perfectamente armada con un cuchillo jamonero al descorrer la cortina de la ducha en el Motel Bates.

 

 


El baño de Fraga en Palomares.  Se supone que el tío se metió en las aguas de aquella playa para que la gente viera que no había ningún peligro de radiación. El miedo se había instalado en el populacho por la pérdida en estas latitudes de varias bombas nucleares norteamericanas. Todo encajó: promoción del turismo, muestra de confianza, guiños al amigo americano… se produjo el momento “nude” del franquismo. No les falto “piel” como ahora. Ahí estaba toda la oronda carcasa dérmica de don Manuel en su plenitud. Con los años  y la aparición del deterioro mental en Fraga, esa dificultad para expresarse, el andar oscilante, las “ausencias”, comenzó a especularse con  la posibilidad de que aquella playa no estuviese exactamente limpia. Lo cierto es que, Iker Jiménez lo sabe, Fraga ni siquiera se bañó exactamente en Palomares. Todo fue un truco más del régimen. Es más,  yo añadiría que probablemente, ni siquiera el de la foto es el propio Manuel Fraga. 

 

 

José Sazatornil, “Saza”, uno de los grandes. Sin duda uno de los mejores actores españoles de la historia, en la órbita de José Luis López-Vázquez. Recuerdo siempre su interpretación en “Espérame en el cielo”, ese momento de confusión con el doble del Caudillo… impagable. Y  la de guardia civil de “Amanece que no es poco”, claro.  Un secundario que te llena la pantalla. El cine español es un cine de actores secundarios, que es una cosa muy sintomática.  A mí eso me parece muy bien.  Yo creo que por eso las “estrellas”, en general,  no caen bien aquí .  No nos gustan los protagonismos, ni, en el fondo, los triunfadores, por eso estos destajistas del celuloide, estos currelas de la pantalla caen tan bien y se les tiene tanto cariño. Bueno, estoy hablando en plural, pero en realidad solo puedo hablar por mí mismo. En fin, un tipo con una jeta como para esculpirla, el “Saza”, jeta en el sentido plástico, claro. En él se inspiró, creo yo, Kim para hacer su “Martínez el Facha”.

 

 

Película enorme donde aparece el anteriormente citado “Saza”, junto a otros grandes, como el mejor actor de la historia, J.L. López-Vázquez, Tony Leblanc, etc. Una película que en esencia entronca con “Nosotros llegamos primero” en varios sentidos. El primero en el hecho de que el protagonista se toma totalmente en serio una misión que a todos nos parece una locura.  Como en “Nosotros llegamos primero”  la chapuza es intrínseca al hecho mismo de la misión y luego está el crisol de caracteres hispánicos que aparecen en ambas, película y tebeo. Aunque en muchos casos este entroncamiento se podría encontrar con la mayoría del cine español de la época. En cualquier caso esta película forma parte del humus del que se nutre “Nosotros llegamos primero” pero no en mayor proporción que otras como “El verdugo”, “Goldfinger” o “El planeta de los simios”. En la papilla primigenia del tebeo se mezcla con las otras y con otras tantas en equitativa importancia.

 

 

En el caso de que la señora de la primera fotografía todavía siga viva, en cuyo caso rondará los 120 años aproximadamente, o sea que es perfectamente posible, esta sería una de sus opciones a la hora de votar. Algo está cambiando en el escenario político y de esto no cabe duda. Los nombres de los partidos han cambiado. Antes eran descriptivos. Las siglas intentaban que te quedara claro más o menos de que clase era el paño que comprabas, aunque luego fuera todo lo contrario, ahí está el Partido Socialista Obrero Español, por ejemplo.  También había casos en los que con la supuesta intención de describir, se desorientaba un poco, por ejemplo Convergencia Democrática de Cataluña. ¿Qué hostias es una convergencia? Es como si hago yo un partido y lo llamo Yuxtaposición Comunista Ibérica. Ahí estaba también Alianza Popular, que en sí mismo también es un poco equívoco, aunque con un toque poético ineludible. El caso es que ahora tenemos cosas nuevas como PODEMOS, CIUDADANOS, VOX, que no describen una mierda. Sobre todo este último. ¿Por qué?. Porque ahora ya no se venden ideologías, sino sensaciones. Esa mano fuera del coche, ¿te gusta conducir?, esa polla fuera de la bragueta ¿te gusta votar?. VOX es MATRIX.  Pero todos tenemos un pasado. ¡Arribax!

Otros contenidos relacionados:

COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017