FIB 2016
Culto Charles, José Ja Ja Ja

5 personajes: José Ja Ja Ja

Publicado el 30.07.14
por Numerocero

Una secta fundada en la década de los 60 en la Universidad de Stanford por el poeta A. S. Brandon que propugna la existencia de una dimensión oculta entre la vida y la muerte. Ese es el punto de partida de ‘Culto Charles’, una obra que ya desde su planteamiento formal (las páginas no están cortadas en su lado superior y se muestran las marcas de corte) se muestra como una obra especial. Tras recibir una mención especial del Premio de Novela Gráfica FNAC SinsEntido, Fulgencio Pimentel publica este volumen con las historias de los acólitos de este extraño culto. Hablamos con su autor, José Ja Ja Ja, para saber algo más de este arquitecto de formación a través de los personajes de ficción (o no) que más le atraen.  

 

BARTLEBY EL ESCRIBIENTE. Herman Melville



Sin duda alguna, uno de los personajes más rebeldes de la literatura. Tomó como actitud radical ante cualquier orden recibida el ya famoso “I WOULD PREFER NOT TO”. Fue fiel a sus ideas, y nunca explicó aquel extraño comportamiento. Lo tomaron por loco, y acabó muriendo en la cárcel, en una huelga de hambre.

 

LARRY BIRD



Con puro en boca y mirada de jugador de poker. Este es Larry Bird. Un dandi capaz de dar la vuelta a un partido en un segundo, cuando todos lo dan por perdido. Capaz de ver soluciones donde nadie más las ve. Le gusta tanto el riesgo, que intenta llegar ajustado al final de cada partido, para tener que sacarse de la chistera la jugada que nadie espera. Lo toma como rutina, como el regalo a cada partido. Quizá para él, sea la finalidad y el placer del baloncesto. Los últimos segundos. Este fetiche de Larry, marcó el estilo de juego de los Boston Celtics en los años 80. Todos sabían, que si llegaban al final del partido, igualados, Larry Bird lo ganaría. Fetichismo y morbosidad. Tenía la habilidad de creer que todo problema siempre esconde un solución desconocida que solamente hay que encontrar. Siempre le salía bien. Magic Johnson decía de Larry que era el único al que le tenía verdadero miedo, porque era el único que te podía ganar el partido en el último segundo”. Así es Larry Bird, un gran jugador de cartas, un buscador de oro, una leyenda.

 

DICK FOSBURY


Este personaje que está volando es Dick, Dick Fosbury. Fue descalificado en la liga universitaria en el salto de altura. Hasta entonces todos los saltadores saltaban de costal o de frente, y Dick saltó de espaldas. Lo hizo como protesta hacia los jueces, como una estupidez para burlarse de ellos haciendo el tonto…y sin querer, saltó más que nadie. Los jueces le hicieron repetir el salto. Y Dick, al igual que Paul Newman en “el hombre indomable”, decidió rebelarse y repetir la estupidez saltando otra vez de espaldas y saltando más que el resto de sus contrincantes. El jurado, cabreado con la burla de Dick, decidió descalificarle al entender que se estaba riendo de las propias reglas del juego. Pero en el fondo no había incumplido ninguna de ellas. Años más tarde batiría el récord del mundo en las Olimpiadas de México 86, por supuesto saltando de espaldas.Hoy en día todos saltan como él, y llaman con su nombre a esta forma tan “estúpida” y bonita de saltar. “Fosbury flop”.

 

JOHAN CRUYFF. SELECCIÓN HOLANDESA DE FUTBOL. 1972



Romanticismo ofensivo frente a pragmatismo defensivo. En Inglaterra, hacia el 1892, el futbol era anarquía total. Se caracterizaba por el “runabout”, correr hacia todas partes con la finalidad de hacer gol. Con los años, y la aparición del entrenador, el fútbol se dirigió hacia un orden mucho más táctico y organizado, por tanto, mucho más defensivo y físico.  En el mundial de 1974, la selección Holandesa revolucionó el fútbol practicando el apodado “fútbol total”. Un evolucionado “runabout”. Un sistema que no dividía, precisamente, los jugadores en defensores, medios y atacantes, sino que gozaba de una libertad de movimiento que permitía a todos atacar y defender al mismo tiempo. A esta libertad de movimiento, se unía el famoso “recibir, dar, mover”, en el que un jugador recibía el balón, pasaba en uno o dos toques, y se movía para desmarcarse y poder recibir otra vez. Este juego generaba la existencia siempre de cinco o seis opciones de pase y ofrecía un panorama en constante cambio. Este sistema tan anárquico les permitía un juego mucho más fluido, donde se abrían posibilidades a la inventiva, para dar rienda suelta a la imaginación, surgiendo las jugadas de forma espontánea. De este modo, Holanda, consiguió que las tácticas defensivas del momento, pasaran a un segundo plano, y que el romanticismo ofensivo y divertido se impusiera al pragmatismo defensivo y efectivo. Holanda perdió la final frente a Alemania. Cruyff diría años después:
“Demostramos al mundo que puedes divertirte mucho como futbolista, que puedes reír y pasártelo en grande. Yo represento una época que dejó claro que el fútbol bonito es divertido, y que mucho más importante que las victorias, es el como se hacen”.

SOLOMON


Me fascinan todos los personajes de la película 'Gummo', de Harmony Korine, pero especialmente Solomon. Su frialdad y pasotismo constante me cautiva. Su modo de mirar y experimentar las drogas, el sexo con deficientes mentales, matar gatos para vender a un restaurante Chino, ponerse en forma al son de Madonna o comer chocolatinas y espaguetis al mismo tiempo que se baña en una bañera mugrienta. Y todo ello con la misma expresión de la cara, como si fuera inmune a las emociones vividas, a los placeres o a las brutalidades más inesperadas. Veo en él, un fiel y duro reflejo de gran parte de la sociedad occidental.

 

Otros tags:
Herman Melville, Harmony Korine, Johann Cruyff, Larry Bird, Dick Fosbury

Otros contenidos relacionados:

COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017