FIB 2016
El Club

El Club

9.5
Publicado el 12.10.15

Lo viejo y lo nuevo

Pablo Larraín está enfadado. Detrás de la violencia de ‘El club’ se intuye un motor de ira insuflando vida a unas imágenes que, sin embargo, están muy lejos de la propaganda. Con su nueva película, el director chileno propina una patada en la entrepierna a la iglesia católica, a la vieja y a la nueva, a su connivencia con los crímenes y a su estrategia de lavado de cara. Y sin embargo, ¿por qué ‘El club’ no es un panfleto y sí una de las mejores películas del año?

Terror y extrañeza entrecruzan sus manos en las imágenes de un trabajo que se posa sobre una comunidad de apestados de la iglesia católica y opone su rutina de club de jubilados a una disrupción violenta. A partir de ahí, la llegada de un jesuita, emisario de la ‘nueva’ iglesia, marcará el comienzo de una excavación en los demonios de una institución que ha escrito algunas de las páginas más oscuras de la humanidad. Los conceptos de culpa y penitencia se oponen a una redención que, a cada momento que avanza la película, parece menos posible. La ‘nueva’ iglesia sabe que el peso de su historia es demasiado grande como para abordarlo en base a la transparencia y  es entonces cuando decide implicarse más y más en la corrupción moral que juzga desde fuera. ‘El club’ es casi una película perfecta que se empeña en algunos momentos en resultar imperfecta para que su propia perfección no nos distraiga de la potencia de su alegato acusatorio. Como un dedo que se derrite mientras nos señala el lugar de un crimen, esta obra violenta es casi una letanía que nos implica en sus crímenes y traumas.

Una película que no se contenta con el hostil nivel discursivo y construye otros a su alrededor, que lo potencian, lo elevan o actúan de contrapunto. La textura de la imagen, el desconcierto de los montajes en síncopa, las interpretaciones que se mueven entre la extrañeza bressoniana y la intensidad de un Haneke ... ‘El club’ es una pieza de cámara que por momentos deriva en sinfonía arrebatada. 

 

Otros tags:
El Club

COMENTARIOS
Tu nota: ( opcional )  
   
 
Numerocero ©. 2011-2017