FIB 2016
Manual de uso: Festival de Cine Europeo de Sevilla

Manual de uso: Festival de Cine Europeo de Sevilla

Publicado el 05.11.14
por Paula Arantzazu Ruiz

Entre los próximos 7 y 15 de noviembre Sevilla vuelve a convertirse en el epicentro de la cinefilia patria que bebe los vientos por el cine europeo gracias a la pantagruélica programación que ofrece el Festival de Cine Europeo de Sevilla, en el tercer año de José Luis Cienfuegos como capitán, guía y seña absoluta de un certamen que está saboreando una época muy dulce desde que el gijonés decidiera bajarse al sur. Once años se festejan y otra vez con un programa notable que cubre peajes y a la vez sigue insistiendo en convertirse en escenario y plataforma de los cineastas de esta piel de toro que más ganas de ruido tienen. Marcelo Panozzo (director del BAFICI), el crítico británico Neil Young, la directora turca Pelin Esmer, Carlos Vermut y la actriz Nora Navas se encargarán de otorgar los Giraldillos correspondientes, mientras que estudiantes de la Universidad Hispalense y Christine Dollhofer (directora del festival Crossing Europe, Austria), junto a las cineastas Virginia García del Pino y Carla Subirana harán lo propio con las cintas concursantes de la sección Nuevas Olas Ficción y No Ficción. A continuación, un manual de uso para tanta alegría fílmica y para salir vivo de la opulencia que promete la capital andaluza.

 

Europa según sus festivales

Hasta 17 títulos compiten en la sección oficial del SEFF, suerte de programa de lo más destacado que ha dado de sí el circuito europeo a lo largo de 2014. El respeto es lo primero, por lo que nada mejor que empezar por la última película del desaparecido Alain Resnais, Life of Riley, en la que el maestro adapta por tercera vez al escritor británico Alan Ayckbourn y que supuso para nuestro pesar su despedida definitiva, eso sí, como un señor y alfombra roja de la Berlinale mediante.

Por estricto orden de calendario, seguimos la ruta del cine europeo a través de sus festivales y si no tuviste la oportunidad de asistir al festival de la Costa Azul, en el del Guadalquivir te dan la oportunidad de recuperar algunos de sus principales títulos. Provenientes de Cannes llegan a Sevilla Le meraviglie, de Alice Rohrwacher, avalada por el Gran Premio del Jurado de la pasada Croisette; Mr. Turner, de Mike Leigh; Saint Laurent, del hoy ya consagrado Bertrand Bonello y cara B sobre la tortuosa biografía de YSL; Incompresa, de la no menos turbadora Asia Argento; Amour fou, a cargo de la austriaca Jessica Hausner; Leviathan, lo último del ruso Andréi Zvyagintsev; Turist, del sueco Ruben Östlund; Bird People, de la francesa Pascale Ferran; y The Kindergarten Teacher, de Nadav Lapid.

Seguimos: conocida como la Cannes suiza, sobre todo desde que Oliver Père, el ex director de la Quincena, pusiera su pie en el área de la Helvetia italiana, Locarno es otra de esas citas delicatessen que hay que pisar una vez en la vida. Carlo Chatrian se hizo con el mando del certamen hace dos años y ha mejorado el legado de Père sustancialmente y Sevilla, claro, no obvia su papel emergente en el mapa global de festivales. Sea como fuere, la organización del SEFF ha importado del Lago Maggiore un par de títulos portugueses, es decir, indispensables, aunque también apuestas seguras: Cavalo Dinheiro, de Pedro Costa, y La sapienza, de Eugène Green.

A Sevilla también viajarán las Copa Volpi de La Biennale, Adam Driver y Alba Rohrwacher, protagonistas de Hungry Hearts, de Saverio Costanzo; así como su aplaudido León de Oro, A pigeon sat on a branch reflecting on existence, de Roy Andersson; Heaven Knows That, lo nuevo de los hermanos Safdie; o  el incombustible Larry Clark, que ha pasado de retratar a los adolescentes angelinos a filmar los skaters de París en su The Smell of Us. Pero lo más emocionante de todo el programa será constatar que Manoel de Oliveira sigue todavía un paso por delante de todos, incluso de la muerte: O velho do Restelo, en torno al encuentro de Don Quijote, Luís de Camões, Castelo Branco y Teixeira de Pascoaes, también viajará al SEFF.

Y aunque la sección oficial es básicamente un top of the pops del circuito, no queremos dejar de lado los dos trabajos patrios que pasarán por los cines Nervión: La ignorancia de la sangre, película inaugural en la que Manuel Gómez Pereira se tuerce hacia el cine de género y adapta las historias del detective Falcón; y El camino más largo para volver a casa, ópera prima del catalán Sergi Pérez.

 

Francotiradores futuros

Los recorridos de un festival como el SEFF son casi ilimitados, pero siempre es  recomendable hacer todo el hueco posible a las propuestas que tienen más complicado lo de llegar a las salas comerciales. Por ello, en la sección Nuevas Olas está el verdadero palpitar del certamen, es el escenario de francotiradores del presente que disparan hacia el futuro: desde Ángel Santos, con Las altas presiones, al reciente premio Jean Vigo Todos tus muertos, de Jean-Charles Hue, Stefan Ivancic, que llega con su corto Moonless Summer, que se proyectará junto a Parasite, de Wilhelm Sasnal y Anka Sasnal, sin olvidar a la rusa Oksana Bychkova, quien aterriza con su segundo largo bajo el brazo, Another Year; Elena López (Pueblo) o Pere Vilà (La fosa), otra de las grandes promesas patrias tras su segundo largometraje La Lapidation de Saint Étienne.  

En materia de no ficción también hay mucho por desgranar: desde estas líneas también lamentamos que la proyección de Sosialismi, el último trabajo del recién fallecido Peter Von Bagh, se haya cancelado pero atención a Bloody Beans, de Narimane Mari, revisitación alucinada de El señor de las moscas en los albores de una guerra en el Magreb; Maidan, de Sergei Loznista (otra que llega vía Cannes); National Gallery, del impoluto Frederick Wiseman; y dos propuestas que nos recuerdan el país en el que vivimos, ReMine, el último movimiento obrero, de Marcos Martínez Merino, que cuenta la huelga indefinida de los mineros asturianos en 2012 y la conmovedora marcha de más de 500 kilómetros que realizaron hasta Madrid, y País de todo a 100, de Pablo Llorca, cuyo título, desgraciadamente, no llama al engaño. Llorca, por cierto, hace doblete y también presenta El gran salto delante de nuevo con el problema del desfalco económico y político que sufrimos como escenario del relato.

 

Punk, marcianos y cinexín

Otros posibles itinerarios y quizá de los más divertidos, sean los que recorren las secciones alternativas del SEFF, Resistencias, Selección EFA y los ciclos y retrospectivas, este año dedicadas al cine austríaco (imperdible In the basement, de Ulrich Seidl), al arquitecto alemán Heinz Emigholz, a la no ficción animada y a la generación Cinexín (de Alberto Rodríguez a Gervasio Iglesias, Paco R. Baños, Ana Rosa Diego o Daniel de Zayas), para quienes quieran comprender de dónde surgió el talento del director de La isla mínima. Aunque para comprender por donde van actualmente los tiros de la producción independiente, autoral o lo que sea que se hace hoy en día en la Península, lo más apropiado es acercarse a cuatro películas de la sección Resistencias que brillan con luz propia: Cábala Caníbal, de Daniel V. Villamediana; Niñas, del gaditano hoy por fin reivindicado Gonzalo García Pelayo, La más macabra de las vidas, o Eskorbuto y el punk vasco a través de la mirada de Kikol Grau, y Sueñan los androides, de Ion de Sosa, un retrato distópico de España ubicado en el Benidorm de 2052. 

Más cine de aquí que tampoco habría que pasar por alto, por si quedan dudas: El arca de Noé, de Adán Aliaga, Negociador, de Borja Cobeaga, Antígona despierta, de Guadalupe Pérez García, Pas à Gèneve, del colectivo Lacasinegra, Lunático, de Edu Solà, o el doblete de Eloy D. Serén con Jet Lag y No novo ceio. Y para  concluir, otras dos ideas: dicen que Girlhood, de Céline Sciamma, contiene una de las secuencias del año con el Diamonds de Rihanna como protagonista, y dicen también que The Tribe, vencedora en la Semana de la crítica cannois es de lo más bruto que se ha visto en pantalla en los últimos tiempos. Ambas en el programa Selección EFA. Si el lector de estas líneas, no obstante, prefiere otro tipo de sobresaltos, no tan cárnicos ni desaforados, no es mala idea perderse en clásicos como Clayton, Godard, Bresson y Cimino, protagonistas del Tour/Detour de este año. Aunque para dejarse ir y abandonarse del todo en el cine, Jauja, el viaje por el desierto intercontinental, incluso interdimensional de Lisandro Alonso, es uno de esos trayectos sin billete de vuelta en los que el misterio retoma su verdadero significado. El único hándicap de todo ello es saber regresar entero. 

Otros tags:
Alain Resnais, Mike Leigh, Bertrand Bonello, Andréi Zvyagintsev, Roy Andersson, Manoel de Oliveira, Pablo Llorca, Gonzalo García Pelayo, Kikol Grau, Céline Sciamma

COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017