FIB 2016
Somos nuevos aquí

Somos nuevos aquí

Publicado el 30.10.12
por Numerocero

BEN WHEATLEY  

Pocas veces la platea de Cannes se ha partido de la risa. Allí se lleva más mantener la compostura. O reír ante bromas de tono bajo, como las de la última película de Ken Loach. En pocas palabras: se llevan las convenciones. Esta norma se quebró el pasado mayo, cuando un cineasta británico con pinta de bonachón y con una película con muy mala baba sacudió los cimientos del siempre correcto Cannes. Ben Wheatley es el nombre de moda. Debutó con ' Down Terrace' , comenzó a asomar la cabeza con ' Kill List'  y ha despuntado definitivamente con ' Sightseers' , la comedia negra que sofocó a la platea cannoise . Bajo el aparente sino del siempre concurrido cine social británico, ' Sightseers'  se centra en una chica que vive con su madre y que se va de viaje en caravana con su nuevo novio. A partir de aquí, la sombra de lo social desaparece para dar rienda suelta a un personaje (el novio) que haría las delicias de Mr. Bean o de Larry David: un antisocial que liquida a todo aquel que hace algo que no le gusta. Humor, mordiente y gore se dan la mano en una película que pone sobre el mapa a Ben Wheatley. Queda por ver si se trata de un hype o si es realmente the next big thing . Violeta Kovacsics




REMEDIOS ZAFRA

Cuanto sucede en '#Despacio' (Caballo de Troya, 2012) sucede en presente: sucede hoy. Incluso en pasado Remedios Zafra escribe sobre un tiempo caliente todavía, recién ocurrido, sin disiparse el humo de la locomotora que se aleja. Escuchamos a Laquestapeor, que desde la estación nos habla de quienes están AQUÍ —un lugar, no una metáfora— y quieren estar ALLÍ —o sí: una metáfora, y no un lugar—, de quienes huyen y de quienes se marchan, y traza un libro con mucho de experimento —por el tono, desacostumbrado en estos lares, más que por los juegos tipográficos, que tiran de la imaginería de la red—, y con mucho de poético, y hasta de ideológico, rondando el manifiesto que exige una vida más lenta y real. Por ofrecernos dudas y no certezas, este libro de relatos —¿libro de relatos?— revela a una narradora sagaz y sin parientes en nuestra literatura. Elena Medel

 

ANGEL HAZE

Si el mundo de la música ya se mueve rápido de por sí, en el hip hop las cosas pueden ser vistas y no vistas, y si te duermes en los laureles te arriesgas a que llegue por detrás alguien con más hambre y fuerza. A la neoyorquina Angel Haze la han comparado desde hace meses con Azealia Banks, pero va camino de comerle el terreno si la de Harlem se entretiene entre desfiles y sesiones de fotos. Su ‘Reservation EP’ sorprendió, y acaba de confirmar las expectativas con la mixtape ‘Classik’. Rápida de lengua como Missy Elliott, sexual como Niki Minaj y con un lado sombrío y agresivo nada desdeñable, Angel Haze es capaz de robarle instrumentales a Eminem, Jay-Z, Erykah Badu, Gil Scott-Heron o la propia Missy. Guillermo Arenas

Otros tags:
Remedios Zafra, Bean Wheatley, Angel Haze

COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2017