Festival Internacional Cinema D'Autor Barcelona
Selección 2011: número 1 (Libros)

Selección 2011: número 1 (Libros)

Publicado el 26.12.11
por Numerocero

Libros – nº 1

 

Libertad’, de Jonathan Franzen, es — como se ha dicho en repetidas ocasiones — la última gran novela americana, una obra maestra, el retorno a la minuciosidad social del realismo decimonónico. Pero también es una suma de espejismos. De intimidad, de realidad y de libertad, claro.

En ‘Libertad’, los protagonistas se exponen desde una intimidad tan intrusiva que casi resulta incómoda. Patty está enfadada por haber dejado atrás una juventud sin grandes hazañas. Es una consentida, en otras palabras. Su marido, Walter, es un hombre honrado, trabajador, un soso con ansias de perfección. Y Richard es el elemento en discordia entre ellos. El roquero bohemio a quien Walter se querría parecer; y Patty, f ollar. Un gilipollas integral.

Pero Patty, Walter y Richard, como seres imperfectos que son, cogen nuestras voces prestadas y se pierden entre la marea de vicisitudes que componen nuestras vidas. La crisis de identidad, el pánico a la mortalidad, la necesidad de permanecer, el anhelo, el desencanto de la vida familiar, la imposibilidad de silencio en este mundo posmoderno que no se calla nunca. Una salvación que finalmente sólo consigue Walter, en una casita de campo, escuchando a los pájaros junto a un lago sin nombre.

Patty, Walter y Richard sólo “existen” en la novela, pero las construcciones narrativas que componen sus personalidades nos sumergen en un espejismo no sólo de realismo literario, sino de realismo real, realismo nuestro. Sus deseos, necesidades, miserias y auto-erotizaciones son tan reconocibles que son las de los lectores. O las de la lectora, en este caso. Muchos días hablo con Pattys, compadezco a Walters, deseo a Richards. En el espejismo de realidad que me proporciona 'Libertad', soy los tres.

Decía el escritor también realista E. M. Forster que la vida del homo fictus que puebla la literatura es muy parecida a la nuestra. Ambos estamos entre dos oscuridades: el nacimiento y la muerte. O sea, venimos de algo que no recordamos y nos encaminamos hacia algo que no conocemos, ni nosotros ni nadie. Y aún así, seguimos pensando que somos libres.

Intimidad, realidad y libertad son grandes palabras. Tan grandes que casi nunca significan nada; pero que aquí apelan a la magia de lo específico de la experiencia. Por eso ‘Libertad’ es la mejor novela del año.  Silvia Herreros de Tejada

Crítica original de 'Libertad'

2 – Michel Houllebecq – ‘El mapa y el territorio’

3 – Mercedes Cebrián – ‘La nueva taxidermia’

4 – Elif Batuman – ‘Los Poseidos’

5 – Patricio Pron – El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia

6 – Antonio Orejudo – ‘Un momento de descanso’

7 – Ugo Cornia – ‘Sobre la felicidad a ultranza’

8 – Marcos Giralt Torrente – ‘El final del amor’

9 – Carmen Martín Gaite / Juan Benet – ‘Correspondencias’

10 – Carlos Yushimito – ‘Lecciones para un niño que llega tarde’

11 – Javier Marías – ‘Los enamoramientos’

12 – Andrés Trapiello – ‘Apenas sensitivo’

13 – Miguel Noguera – ‘Ultraviolencia’

14 – David Foster Wallace – ‘El rey pálido’

15 – Ales Steger – ‘Berlín’

16 - Michael Cunningham – ‘Cuando cae la noche’

17 – Carlos Pardo – ‘Vida de Pablo’

18 – Thomas Pynchon – ‘Vicio propio’

19 – Enrique Flores – ‘Cuaderno de sol’

20 – Valeria Luiselli – ‘Los ingrávidos’


La lista de libros ha sido confeccionada con los votos de Mercedes Cebrián, David G. Natal, Antonio Jiménez Morato, Elena Medel, Irene Porras, Emilio Ruiz Mateo, Marina P. de Cabo y Carolina Velasco. 

Otros tags:
Jonathan Franzen

Tu opinión, aquí

Sólo tienes que loguearte con una de las siguientes plataformas:

Dacebook
Twitter
Google
Yahoo
 
Numerocero ©. 2011-2014