FIB 2016
Manual de uso: Bruce LaBruce

Manual de uso: Bruce LaBruce

Publicado el 19.10.11
por Angelique Bosío (Traducción: Luis de la Torre)

Para aquellos que no conozcan al cineasta Bruce LaBruce, la mera mención de su nombre evoca su carácter: excéntrico, demoníaco, marica, underground, adicto a la serie B… En cuanto a los que conozcan su obra (cine, fotografía, performance, teatro), han experimentado sorpresa tras sorpresa desde finales de la década de los 80, ya que el cineasta es contrario al apoltronamiento.

A continuación presentamos un intenta, aunque ya desfasado, de comprehender el trabajo de LaBruce, usando cinco referencias muy de su agrado.


MONDO TRASHO (1)

Cuando se intenta describir el cine de LaBruce, suelen utilizarse principalmente las palabras canadiense, gay y pornografía. Esta visión reduccionista de su obra sería un error de juicio que dejaría entrever nuestros profundamente asentados prejuicios.

Sin duda LaBruce es canadiense, ya que nació en Ontario en 1864. Sin duda es algo que ha hecho bien palpable en sus películas, en las que mantiene relaciones sexuales reales con sus partenaires masculinos. Bueno, en ese caso supongo que usa la pornografía. Pero hay bastante más que eso: ha creado su propio género al mismo tiempo que ha robado de otros, generando hilarantes películas de autor con presupuestos ridículamente bajos.

Un heredero de Kenneth Anger (quien, por cierto, quiere matarlo) y de John Waters, mezcla ingeniosamente el humor negro, el mal gusto, la obsesión por los punks y skin heads o cualquier tipo de homófobos, el sexo y la política, la revolución y el romance, las estrellas del celuloide y actores profesionales (a veces muy malos). Continuamente ataca los estereotipos y sistemáticamente pone en entredicho las representaciones estándares de los géneros. No te deja descansar: en cuanto crees que ser marica es guay, intentará convencerte de que busques un remedio a esa enfermedad… Para este fin, a menudo se ha puesto en peligro, actuando en sus películas, creando un personaje de diva exquisita, arrogante y patética. Tienes que verle enamorarse de un chapero (Tony Ward) en 'Hustler White', rodeado por todo tipo de (así llamados) pervertidos sexuales. Sus películas son siempre el producto crudo de la mente del agitador intentando joderte la mente y hacerte vomitar y reír al mismo tiempo.


AYER OTRA VEZ MAS (2)

A Bruce LaBruce le encanta unir elementos contradictorios.

Por ejemplo, en su corto 'Slam!', en el que hay punks que bailan pogo, así como en la música de fondo de sus sangrientas performances con soldados zombis con erecciones empuñando armas, la banda sonora era de los azucarados Carpenters. " Remember ? Every Sha-la-la-la, Every wo-wo-wo, Still shines… It’s yesterday once more".

No se confundan: nunca fomentaría la nostalgia o lloraría por un feliz tiempo pasado. Tan solo roba frases y tramas de aquí y de allí. Como él mismo dice sin rubor: no tiene ideas (dejaremos que decidan por ustedes mismos cuanto hay de verdad en esta afirmación).

Bruce LaBruce empezó su carrera a finales de los 80 con sus compinches GB Jones y Candy Parker. Después de fundar el movimiento Homocore (con el fanzine J.D.s) y de dirigir unos pocos cortos, escribió y dirigió su primer largometraje 'No Skin Off My Ass' (1993), el cual es una adaptación de 'That Cold Day in the Park' de Robert Altman (1969). De hecho pueden verse los créditos de Altman en la película. La trama: un tímido peluquero (el propio LaBruce), obsesionado con los skinheads, liga con uno en el parque y se lo lleva de vuelta a casa. El joven skinhead permanece en silencio, haciendo aún más intensas las fantasías del peluquero. La recreación de la escena que se refiere a las clases de música, esta vez girando en torno al ska, es hilarante e innovadora pero nunca llega a mofarse del original. Parece que LaBruce experimenta con una obra original, testándola y jugando con ella, comprobando sus propias posibilidades creativas internas, más que hacer un simple remake. En ese sentido, consigue dar una idea de como uno vería las cosas a través de sus ojos. Más adelante, hará referencia a la Factory de Andy Warhol ('Super 8 ½'), a Billy Wilder ('Sunset Boulevard' en 'Hustler White'), al  'Martin' de Romero y el 'Night Tide' de Curtis Harrington ('Otto ; or Up With Dead People')…


MUJERES EN REBELIÓN (3)

No puedo decir que cayera enamorada instantáneamente con el cine de Bruce LaBruce. Al principio dudaba de la actuación de los actores, así como de la seriedad de su propuesta. Pero estaba intrigado, definitivamente.

Personalmente, conocí su obra a finales de los noventa a través de 'Super 8 ½' . Lo que más me impresionó fue la fortaleza de los roles femeninos.

Nunca hubiera esperado que alguien que respondiera a las credenciales "director porno gay" resaltaría a las mujeres de una manera tan bella, fuerte y cruda. Con tal poder y sin caer en la trampa del feminismo. En 2007 LaBruce dirigió 'Give Piece of Ass a Chance', una versión lésbica de su anterior largometraje, 'Raspberry Reich'. El director recuerda con deleite como su publico gay estaba horrorizado por la cinta y abandonó la proyección durante el estreno. En 'Otto ; Or, Up with Dead People' (2008), Katharina Klewinghaus hace el papel de Medea Yarn (un anagrama parta Maya Deren), una cineasta mandona y extravagante que acoge en su seno a Otto. Fue ampliamente criticada y odiada por ser una bocazas izquierdosa, pero a LaBruce le parece increíble tener a una mujer fuerte con opiniones propias. Lo que me gusta de sus personajes femeninos es que no son femmes fatales "modernas" (fuertes y bonitas, tan fantasía sexual como feminista) – forget The Bride or Lara Croft –, sino figuras más complejas, más reales, más humanas. Puede identificarme con una chica que puede no triunfar en salvar al mundo pero que por lo menos hace que se sepa su opinión de una manera torpe y vocinglera. O puede que simplemente tenga algo por Nikki Uberti en 'Skin Gang':


OVER THE RAINBOW (4)

Cuando estaba filmando el documental sobre Bruce LaBruce 'The Advocate for Fagdom', intenté conseguir entrevistas con gente de GLAAD (Gay & Lesbian Alliance Against Defamation) o de Act Up. Extrañamente mis peticiones han sido sistemáticamente ignoradas. Insisto en ello: ni siquiera contestaron, aunque fuera para declinar la oferta. Rápidamente me di cuenta que parte de la comunidad gay odiaba radicalmente a LaBruce por sus posturas contra el aburguesamiento de esa comunidad. Particularmente, la lucha por el matrimonio gay y el derecho a enrolarse en el ejército le parece deplorable. Al contrario, alaba el ser diferente y sacar lo mejor de ello. Nunca desfilaría con la bandera arcoiris. Una película como 'Otto; OR, Up with Dead People' (2008) apunta hacia el dolor de ser diferente tanto como a la belleza de ello. Para mi, muestra de la manera más tierna y desvergonzada como Bruce cree que se debe defender la diferencia propia. Supongo que desea que la comunidad gay insista en sus fortalezas y se desprenda de los límites que entraña la bandera arcoiris.


CONSEGUIR LA ARMONÍA EN EL MAL GUSTO ES LA CUMBRE DE LA ELEGANCIA (5)

Bruce LaBruce tiende a no buscar la salida fácil. Como un iconoclasta sin compromiso, siempre intenta expresarse de una manera que sea memorable para el espectador… Te provocará shock, te repugnará, te atacará moral o visualmente: te prometo que no saldrás de su mundo sin rasguños. Es necesario en ese sentido y es uno de los raros artistas cuya obra ha luchado fiera y obsesivamente por sus creencias. Y lo mejor de todo es que lo que cree evoluciona con el tiempo. Bruce LaBruce no negocia con las ideas, siempre intenta arrastrarte más y más hacia la destrucción de cualquier tipo de establishment, de cualquier tipo de apoltronamiento. Y lo más mejor es: hará que te partas de la risa de mientras. Hay algo que un moderno dandy en él.

¡Gracias por la azotaína, Mr LaBruce !


(1) – una película de John Waters, 1969.

(2) – una canción de The Carpenters, 1973.

(3) – una película de Paul Morrissey, 1971.

(4) – una canción escrita para Judy Garland en 'The Wizard of Oz'.

(5) – una cita de Jean Genet.

Nota: Nuestro especial agradecimiento a Angelique Bosío, realizadora francesa que el año pasado dio la vuelta al mundo por festivales con su documental ‘The advocate of fagdom’, un exhaustivo estudio sobre la obra del director canadiense.

Otros tags:
gore, trash, serie B, Jean Genet, The Carpenters

Otros contenidos relacionados:

COMENTARIOS
 
Numerocero ©. 2011-2018