10 casos de intrusismo fallido

10 casos de intrusismo fallido

Publicado el 15.11.11
por Numerocero

Músicos que escriben o que se lanzan al cine, escritores que prueban como realizadores, fotógrafos que publican libros… Hace unas semanas expusimos 10 ejemplos de intrusismo que han dado origen a obras destacadas o, al menos, apreciables. Claro que en estos casos siempre hay un reverso oscuro. Son muchos los que han probado suerte y han acabado estrellados. Aquí recuperamos 10 casos en los que sus protagonistas deberían habérselo pensado dos veces antes, por no decir que mejor se hubiesen quedado en casa ese día.


SCARLETT JOHANSSON

Se supone que personajes como el productor David Sitek, los miembros de Yeah Yeah Yeahs o David Bowie se involucran en un disco cuando ven talento. Si además su autora se reconoce fan de Tom Waits y Jesus & Mary Chain, pues uno casi se siente en la obligación de oírlo. Pero el debut discográfico de Scarlett Johansson, ‘Anywhere I Lay My Head’, fue uno de los bluffs más sonados de finales de la década pasada. Sonidos solemnes y una forma de cantar que recordaba a Nico que no convencieron ni a los medios digitales más modernos ni a la revista Mojo, la biblia del rock clásico. Luego lo volvió a intentar con la ayuda de Pete Yorn en un disco bastante más ligero, ‘Break Up’.


MICHEL HOULLEBECQ

Es raro que escritores den el salto a la pantalla pero mientras algunos lo han conseguido con relativo éxito (o al menos con dignidad) como Paul Auster, el venerado autor de 'Las partículas elementales' se dio un sonoro batacazo con su primer salto a la gran pantalla en 2008. Para su puesta de largo (para entonces ya había rodado varios cortometrajes), Houllebecq decidió destrozar, ya puestos, una obra propia: 'La posibilidad de una isla'. Co-escrita junto a Fernando Arrabal (acérrimo fan del polémico novelista francés), el film despertó alegría, intriga y decepción a partes iguales entre sus admiradores pues la película traicionaba respecto a la novela su discurso social en favor de su trama de ciencia ficción realizada a golpe de desafortunados efectismos que entorpecían (y mucho) el ritmo y la trama.

 

ISABEL COIXET


Una cosa es que te guste leer (¿cuántas veces hemos escuchado a Isabel Coixet hablando de lo mucho que disfruta con John Berger y otros autores?) y otra que merezca la pena lo que escribes. No entraremos aquí a juzgar las películas de Isabel Coixet (especialmente las últimas, porque podríamos ponernos de mal genio), pero sí su labor como escritora, que se descubrió en ‘La vida es un guión’, publicado por El Aleph en 2004, y que (quién nos mandaría leerlo?) no pasaba de una enumeración de lugares comunes: odio los domingos por la tarde, me encanta ver los anuncios de madrugada de teletienda, los taxistas fuman mucho y escuchan radios malas, cómo mola Wong Kar Wai… Coixet escribe como habla: intentando sorprender al personal uniendo referencias  cultas? y sentimientos de europea supuestamente sensible, mezclando lugares comunes y frases de canciones de autores que no quede mal citar.


DAVID BYRNE


El que fuera líder de Talking Heads es un culo inquieto que, además de dirigir el sello Luaka Bop, ha probado suerte en campos como el video o las instalaciones artísticas. También tiene a sus espaldas una trayectoria como escritor, con ocho volúmenes publicados. El más reciente de todos ellos, ‘Diarios de bicicleta’, es el culpable de su inclusión en esta lista. Conocido activista en favor del uso de las dos ruedas como transporte, Byrne se dedica en esta especie de diario de hablar sobre las ciudades que recorre en su bici desmontable durante sus giras. Pese a algunos momentos interesantes, se debate entre lo anecdótico y, en otras ocasiones, peca de la estrechez de miras de un típico turista estadounidense. Los capítulos dedicados a Estambul o Manila dan fe de ello. Un pequeño traspiés en el trabajo de alguien que, normalmente, suele deslumbrar con su trabajo.


RAY LORIGA

Publicado en más de 13 ocasiones entre antologías de relatos breves y novelas, Ray Loriga siempre ha tenido una estrecha relación con el mundo del cine. Respetado en los foros como guionista, el escritor madrileño ha firmado brillantes colaboraciones con Carlos Saura, Almodóvar o Elio Quiroga sin disfrutar de la misma suerte en su faceta como director. En 1997 se puso por primera vez tras las cámaras para adaptar su tercera novela 'Caídos del cielo'. 'La pistola de mi hermano' (título final de este debut que contó con la música de Christina Rosenvinge y que fue protagonizada por un primerizo Viggo Mortensen) fue tibiamente acogida por la crítica y con escaso interés por un público que disfrutaba de los coletazos de la llamada 'Generación X'. Diez años más tarde, Loriga volvería a intentarlo con 'Teresa, el cuerpo de Cristo' biopic sui generis de Santa Teresa de Jesús. Protagonizado por paz Vega, el film no dejaba de ser una infantil provocación con estética pop del martirio de la novicia que bordeaba constantemente la frontera del ridículo. Loriga prepara ahora y fuera de nuestro país, dos proyectos más... Veremos si tiene más suerte.

 

BILL CALLAHAN


La mejor manera de juzgar un intrusismo es desconociendo la faceta en la que el intruso ha demostrado su valía. Como leer a Chico Buarque sin haberlo escuchado (y así disfrutar como merece su libro ‘Leche derramada’, por ejemplo). Hace meses nos sorprendió la editorial Alpha Decay con la publicación de la primera incursión de Bill Callahan, antes conocido como  Smog, en la literatura. Con el título ‘Cartas a Emma Bowlcut’, el estadounidense quiso contar la obsesión de un hombre por una mujer a la que apenas conoce. Demostrado: se puede ser uno de los mejores músicos de los últimos años y escribir una novela pésima. Hay un abismo entre el relato impresionista, el patchwork emocional (como dicta la contraportada del libro), y la sucesión sin sentido de imágenes y arrebatos estilísticos. Puede que los fans de Callahan vean algo en la definición de una voz que ?suena a vendedor coreano melancólico que censura una pirámide de pomelos?, pero a un lector le cuesta mucho seguir una historia plagada de líneas así. ‘Cartas a Emma Bowlcut’ esconde imágenes que podrían ser maravillosas escuchadas en una canción (Y espero que cada mañana te despiertes como un pájaro en su nido y vueles sin pensarlo), pero la suma de fogonazos no da calor como para encender un fuego que dure más de cinco minutos?


JULIETTE LEWIS

La actriz de ‘Asesinos natos’ o ‘Días extraños’ ha entendido el rock como algo parecido a una clase de aerobic. No ha sido por desconocimiento del medio, pues antes de debutar con su propia banda, The Licks, colaboró en discos de Prodigy o The Infidels. Además ha trabajado mano a mano con Linda Perry (4Non Blondes), ahora una reputada compositora a sueldo que se disputa media industria de la música. Lo último es creerse que puede ser plato de interés contar las malas relaciones con sus músicos, como si se tratará de un grupo legendario. En la próxima edición de Sundance estrenará un documental grabado durante una de sus giras.

 

MADONNA

Diez veces nominada a los premios Razzie, ganadora de siete, la ambición rubia, reina indiscutible del pop, ganó el Premio a Peor Actriz del Milenio en el año 2000. Ahí es nada. Y es que Madonna y cine, a pesar de su estrecha relación, nunca han sido una combinación certera. Sin mencionar la cantidad de documentales dedicados a la artista ni sus matrimonios con Sean Penn y Guy Ritchie de los que aprendió más bien poco (es más, al director de 'Lock and Stock' casi lo hunde tras el desastre total que supuso 'Barridos por la marea'), Madonna ha participado en más de 163 bandas sonoras y aparecido en más de una veintena de películas. En los últimos años y tras semejante historial, la cantante ha decidido ocultarse tras la cámara firmando dos irregulares largometrajes: 'Obscenidades y sabiduría', una historia autobiográfica que no convenció a nadie y que recibió unánime varapalo de la crítica y 'M.E', una historia de amor que sucede en tiempos alternos y que causó profundo rechazo en el pasado Festival de cine de Toronto. 



MICHAEL CERA

No es fallido porque lo digamos nosotros, sino porque la cosa no cuajo. Mister Heavenly es un supergrupo de indie rock con Honus Honus de Man Man, Nicholas Thornburn de Islands y Unicorns y Joe Plummer de Modest Mouse. Tras fichar por Sub Pop, dieron su primer concierto en diciembre del 2010 con el actor Michael Cera tocando el bajo. Cera tenía práctica como músico en la ficción después de llevar al cine al personaje de cómic Scott Pilgrim, pero no se conocía esa faceta suya en la vida real. Fue su primer y único concierto. Una diversión de una noche que al grupo le reportó un montón de prensa.


LOU REED

De acuerdo, esto no es un intrusismo en toda regla, pero sí que supone un cambio (ejem) trascendental con respecto a la carrera de su autor. Después de años siendo un icono de la transgresión en el rock, Lou Reed publicó en 2007… un disco de música para hacer Tai chi. Cuatro temas (el más largo de más de media hora) pensados para relajar la mente y el espíritu. Pese a no llegar a los niveles de desastre de su colaboración con Metallica, ni que decir tiene que supuso un bajón máximo para los que aún tenían al neoyorquino en su altar privado. Si alguien se hubiese propuesto acabar con su imagen pública, seguro que no se le hubiese ocurrido algo tan efectivo. 

Otros tags:
Michel Houellebecq, Lou Reed, Madonna, Bill Callahan, Scarlett Johansson, Isabel Coixet, David Byrne, Ray Loriga, Juliette Lewis, Michael Cera

Tu opinión, aquí

Sólo tienes que loguearte con una de las siguientes plataformas:

Dacebook
Twitter
Google
Yahoo
 
Numerocero ©. 2011-2014